RSS

CASO PROBLEMA 9

15 Abr

La respuesta correcta es la B: trombosis del seno recto

 

Las imágenes muestran las venas de Rosenthal con velocidades normales pero con inversión del sentido de flujo. Además las imágenes desde la ventana orbitaria muestras el nervio óptico en proyección transversal y longitudinal, donde se aprecia engrosamiento del diámetro de ambos nervios ópticos con patrón de imagen en “diana” característico de la hipertensión intracraneal (HTIC).

 

 

El caso más probable corresponde con una trombosis de senos, en el caso que ilustra e caso asentaba en el seno recto. Tanto el sistema venoso superficial como el profundo tienen múltiples anastomosis, lo que permite tomar vías alternas de acuerdo con las circunstancias. En condiciones normales la vena basal de Rosenthal junto con la vena cerebral interna drena a la vena de Galeno, de ahí al seno recto y posteriormente al seno confluens que forma parte del sistema superficial. En el caso que se muestra, el sentido es el inverso.

 

El estudio neurosonológico en la trombosis venosa cerebral no sólo permite detectar la ausencia de flujo (este dato por sí sólo no nos serviría para diagnosticar esta patología ya que la sensibilidad para registrar el sistema venoso es baja con alta tasa de falsos negativos), también permite valorar los cambios hemodinámicos correspondientes alas situaciones de redistribución del flujo venoso. En nuestro caso, además se pone de manifiesto otro dato a favor de la trombosis cerebral como es la hipertensión intracraneal en el estudio de órbita, que se manifiesta como un engrosamiento del nervio óptico por edema de la vaina del nervio con la imagen típica de “diana” en el corte transversal.

 

La opción A: amnesia global transitoria no sería correcta. Si bien en esta patología se ha descrito incompetencia valvular a nivel de las venas yugulares (véase caso problema 8), no se han detectado cambios a nivel intracraneal.

 

Opción C: malformación arteriovenosa tentorial.

En una MAV podríamos encontrar signos de redistribución de flujo a nivel venoso y también datos de HTIC (en el caso de existir complicaciones como una hemorragia intraparenquimatosa). Estos cambios en la redistribución del flujo consistirían en el aporte directo de flujo arterial al sistema venoso provocando patrones de alta velocidad (alto flujo) y con pulsatilidad (arterializados) que no se detectan en nuestro caso. Además, un estudio arterial cervical y transcraneal apropiado suele mostrar un claro aumento de velocidad y pulsatilidad disminuido en las arterias aferentes.

 

Opción D: Existen algunos pacientes en los que existe como variantes de normalidad diferentes velocidades y sentidos de flujo de los vasos venosos. Pero aquellos en los que presentan síntomas neurológicos o alteración en la exploración habría que interpretar estos hallazgos con cautela. En nuestro caso esta opción se descartaría además por presentar un signo evidente de hipertensión intracraneal en el estudio de órbita.

 

Opción E: la fístula carótida-cavernosa podría producir cambios hemodinámicos en el estudio de órbita por congestión venosa, pero no por hipertensión intracraneal. Por otra parte, al tratarse de una patología que aporta flujo al seno cavernoso puede ocasionar aumento velocidad de flujo en el mismo, y en caso de repercutir en las venas de Rosenthal, sería por un aumento de la velocidad de flujo con sentido anteroposterior (ortodrómico) y no antidrómico como es el caso.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 15 abril, 2018 en Casos problema

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: